Skip navigation

Category Archives: Escritos para las tardes

Introducción: Quiero, antes que cualquier cosa, avisar que es un texto ficticio, porque de pronto al comienzo puede interpretarse que fuera yo hablando, claramente más adelante se darán cuenta de que no soy yo, pero es mejor que lo tengan claro desde que empiezan a leerlo; además los que me conocen, no necesitan leer más de seis palabras para darse cuenta que no puedo ser yo, jeje, me cuentan que tal les parece.

– Soy una persona muy organizada, todos los saben bien. Me gusta preocuparme por tener un espacio especifico para cada una de las cosas que son de mi propiedad, todo siempre lo tengo calculado, desde las camisas que uso cada uno de los días de la semana, hasta las horas a las que entro al baño. Aunque soy alguien muy pasivo y paciente, me molesta un poco cuando algo de mi milimétrica vida se cambia, es que si mi contexto no está tal cual y como yo lo organizo, simplemente no puedo continuar. Es en cosas tan simples como que mi computador siempre tiene que estar a 10 centímetros de la mesa, y ya lo puedo notar con solo la vista, debido a todas las veces que lo media con regla, y eso me lleva a que digamos mi regla siempre tiene que estar en el primer cajón de la derecha, y encima de la resma de hojas; mi escritorio en general siempre tiene que tener todo en su puesto, como pueden ver y como ya les comente previamente, a 10 centímetros del borde siempre tengo un espacio de 30 centímetros por 20 centímetros para mi computador, a la izquierda siempre tengo una hoja de papel por si es necesario y sin falta acompañándola a justo un centímetro de ésta, esta mi lápiz… ¿y mi lápiz? ¿Quién cogió mi lápiz? ¿¡Dónde está mi lápiz!? ¡Díganme ya quien lo cogió! ¡Es una orden! ¿¡QUE CLASE DE #$%@ FUE EL DESADAPTADO QUE COGIÓ MI %$@# LAPIZ!? ¡Si mi lápiz no aparece en menos de 40 segundos y el que lo tiene no es capaz de mirarme a los ojos y pedirme disculpas… voy a asesinarlos a todos… Y YA VOY EN 37 SEGUNDOS!

– Disculpen mi frenesí anterior, la verdad es que no suelo exaltarme así, pero deben entenderme, me tengo que hacer respetar en mi espacio personal, si no yo no puedo ser productivo; como ya les había mencionado anteriormente, no podía continuar hasta encontrar mi lápiz: lo que sucedió fue que el lápiz había resbalado al suelo sin yo notarlo, no lo vi inmediatamente pues la furia en mi cabeza no me dejo razonar, insisto en que yo necesito que todo sea tal cual a como debe ser, el orden define mi vida, sin él yo no puedo vivir o al menos no sin hacer algo por hacer cumplir el orden, afortunadamente apareció el lápiz antes de necesitar tirarme por una ventana debido al caos que genero su ausencia, mi vida estuvo a un centímetro de destrozarse… lástima que me demore un poco mas de 40 segundos en encontrarlo.

Anuncios


–          ¡Es hora! ¡Es hora ya! Debemos irnos

–          ¿Por qué lo dices? ¿Qué paso?

–          Ya tenemos que irnos, no podemos dejar que se nos haga tarde, ya debe ser hora, debimos quedarnos dormidos por horas.

–          Espera cálmate, tu sabes que aun estamos muy cansados, nada sucederá… sigamos durmiendo por un rato mas.

–          ¿Cómo me puedes pedir eso? Ya fue suficiente, tu bien sabes tanto como yo que debemos irnos, no podemos dar más espera, ya se nos pudo hacer tarde. Me parece que fue una mala idea la de parar para descansar.

–          Cómo dices eso, sabias que no podíamos seguir andando así, si no hubiéramos parado, hubiéramos podido ser abatidos por el cansancio

–          Tienes razón, pero de todos modos ya debe ser muy tarde, debemos apurarnos, no creo que sea bueno seguir detenidos… de hecho, espera… ¿recuerdas claramente en que momento nos detuvimos?

–          No, la verdad no, debíamos estar muy agotados y por eso ni nos dimos cuenta

–          … ¿Me podrías decir la hora por favor?

–          Sí, claro, son exactamente las: 10:42 p.m.

–          ¿¡Qué!? ¿Cómo así? Pero si el único recuerdo claro que tengo antes de que nos detuviéramos a descansar, es que fueran las 10:42 p.m. exactas. No entiendo, yo me siento como si hubiésemos dormido toda una eternidad.

Último minuto, noticia de último minuto aquí en el noticiero nacional tenemos ya algunos datos más de lo ocurrido esta misma noche en la carretera intermunicipal: se nos notifico que fue exactamente a las 10:42 p.m. el momento del accidente de tránsito y se tiene certeza de la hora porque fue en ese mismo momento que los testigos que presenciaron el accidente llamaron al número de emergencias , no está claro aun que sucedió para que el automóvil en el que se encontraban los dos pasajeros terminara cayendo por el barranco, dando muerte instantánea a ambos, lo que nos han confirmado hasta ahora es que no fue una falla mecánica, todo indica a que fue un error humano, pero todavía no se puede especificar lo sucedido dentro del vehículo. Los estaremos informando en el momento que tengamos más detalles del accidente.

Este es un texto que escribí hace mucho tiempo, por lo menos fue a principios del 2007, hasta hace poco volvió a mi, y decidí que lo querría utilizar para compartirlo con todos, vale aclarar que apenas le hice muy pocas correcciones.

Diariamente pienso, o mas bien analizo algo en mi vida que me cause duda o que me tenga consternado; este caso es algo mas grave, es una duda que me consterna día y noche cada vez que no hay nada mas importante en que pensar (tengamos en cuenta la importancia que tiene esto para mi… mucha). ¿Para que vivimos? ¿para que vinimos a la vida? Esto es algo que creo tiene una importancia en la vida de todos nosotros, y creo esta es la razón de por que a través de los tiempos, toda la humanidad se lo cuestiona. ¿Seremos un simple y divertido juego de “Sims” para un dios? ¿será que somos errores de la ciencia en alguna gran explosión? o simplemente seremos el sueño de un gran rey rojo. Esto es algo realmente improbable, pues nunca podremos tener la certeza de nuestro significado en el mundo.

¿Somos utiles? ¿Somos alguna clase de herramienta para alguien o algo? O mas bien, ¿seremos alguna herramienta para algo? De vez en cuando se me ocurre la idea de que simplemente somos entes en el universo, sin ningún significado de existencia (no me gusta admitir no tener uso, pues pienso que entonces seria más bien un estorbo). Pero teniendo en cuenta esto, no tiene lógica vivir ¿o si? Realmente pienso que si no servimos para nada, entonces no tiene ninguna justificación que seamos esas maquinas de destrucción masiva, que arrasan con todo lo que tenemos al alcance de nuestra mirada ¿será que todo eso con lo que arrasamos sí tiene algún tipo de significado?… bueno la realidad es que prefiero preocuparme antes por nuestro significado.

Unos dicen: si no eres parte de la solución, eres parte del problema; algo está claro, nosotros no somos ningún tipo de solución pues no es probable nuestra utilidad en el mundo, por consecuencia somos parte del problema. En otras pocas oportunidades me siento a pensar, y si en realidad somos un problema, y puesto que esta claro que estamos aquí para destruir ¿no podria ser que nuestra utilidad es la de solucionar el problema (o sea a nosotros mismos)? ¿en ese caso no estaríamos cumpliendo al pie de la letra con nuestra utilidad en este mundo pasajero?

pensando-1

Una hoja de papel, una simple hoja de papel puede fácilmente definir a una persona; y con esto quiero decir que con una hoja de papel, sencillamente podemos reconocer a una persona, y saber cuál es su pasión (de hecho en mi opinión personal, las pasiones son lo que pueden determinar a las personas). De qué manera se logra esto de identificar a una persona con una hoja de papel, pues es fácil, solo es cuestión de entregarle una hoja en blanco a una persona, y la evaluación puede tardar un poco en empezar a dar frutos, y con esto me refiero al tiempo que tome aquella persona, a la cual le fue entregada la hoja, en empezar a utilizarla y es en ese momento en que se podrá definir la persona, solo depende del uso que esta persona le dé a la hoja. Haciendo desde ahora la aclaración de que lo mío solo es una hipótesis basada en mi experiencia, pero a su vez algo muy lejano de una investigación seria, me atrevo a explicar con mas detalles a la manera en que se define la persona de acuerdo al uso que hace de la hoja, y se resume en cosas tan simples como: si la persona que tiene la hoja de papel de momento empieza a divagar entre dibujos, es porque alguna de sus pasiones se está manifestando en ese mismo momento, es una afán de expresarse y su método es el dibujo, ahora si la persona en vez de divagar entre dibujos empieza a divagar entre letras que conforman palabras, que a su vez conforman frases, es el mismo caso, unas de sus pasiones se está manifestando, en este caso es el de querer expresarse pero por medio de la escritura, así vemos como de muchas maneras se puede repetir este simple ejercicio, incluso si otra persona en vez de escribir encima de la hoja lo que hace es doblarla hasta crear formas, bien puede ser una pasión por el diseño o incluso la escultura. La evaluación de la hoja se podrá repetir infinitas veces y siempre puede dar resultados distintos, pero en mi punto de vista, cada cosa que se manifieste solo es algo que viene desde muy adentro de la persona, y al estar exponiéndolo, es una manera en la que otra persona se puede acercar a la que hace el ejercicio, y de esta misma manera puede llegar a conocerla.

buero_manuskript

Un miedo, mi miedo, después de mucho pensar y dar vueltas en mi cabeza, pasado por cosas como la locura el dolor las agujas, me di cuenta de mi verdadero temor… el tiempo. Tengo que ser sincero, siempre le he temido a los cambios, pese a ser una persona que sabe adaptarse, pero siempre tengo ese pequeño, pero presente, miedo al futuro, al devenir; pero con esto vale aclarar que no tengo miedo al mañana, no tengo miedo de levantarme al siguiente día, no, mi miedo es de pensar que ahora estoy en 11 y que en varios días (pero en poco tiempo) ya estaré saliendo, y se acabara un ciclo, y tengo miedo, tengo miedo de dejar algo que me ha dado tantas felicidades, creo que más específicamente mi miedo es de cambiar de un lugar en el que estoy bien a otro en el que todavía es incierto. Tengo que aceptarlo, también se podría decir que pese a que me da miedo, tengo un gran morbo de sentirme atraído por saber que se sentirá en ese cambio, de por si que soy una persona a la que le gusta probar cosas distintas y nuevas, pero en esta situación estoy atemorizado, al igual que lo estaré el día que vaya a terminar la universidad, al igual que me vaya a ir de mi casa, tendré miedo de no poder ser quien me gusta ser, tendré miedo de verme obligado a cambiar, pero a fin de cuentas de eso se trata la vida, de amoldarnos.Reloj de arena

Aclaro antes que todo, nunca me había dado pena un escrito hasta hoy; pero es que en esta ocasión, mas haya de ser una creación literaria, es más bien contando una historia muy MUY personal, incluso creo que puede pasar por aburrida, pero es 100% El sueño de un niño y un niño muy real.

Desde pequeño lo soñaste, veías casi con una envidia, estabas seguro que ese seria tu lugar. Desde entonces empezaste a planear como lo lograrías, te imaginabas que de todos modos no sería nada fácil, pero a esto sí que no te rendirías, darías todo de ti: no, no como otras veces que al ver tu camino bloqueado solo cambiabas el sentido, pues nunca te gusto perder; esta ocasión era distinta, eso tenía que ser tuyo, no importaba cuanto tendrías que dar de ti, para unos podría parecer algo ridículo, hubo momentos que hasta para lo fue, pero aun así tu eres un obstinado y en ultimas tu interés no era lo que pensara la gente de ti, de sobra tu único objetivo era alcanzar eso que tanto anhelabas. Tuviste que esperar, incluso planeaste etapas de tu camino para poder ganar ventajas en ese futuro, y finalmente llego el momento, tú no dudabas lo que harías, pero no sabias tampoco que te esperaba. En principio fue un poco más difícil de lo que esperabas, pues pasar a que todos te conocieran no era nada fácil, necesitabas cumplir con las expectativas de la mayoría ¡como mínimo! Y tu otro principio que tenias claro era que no querías ser uno más,  como siempre, lo que querías es trascender, o por lo menos marcar una diferencia. Más adelante solo te diste cuenta que eras al único al que de verdad le importaba esto, nadie más le ponía interés, te pareció absurdo, sin sentido, pero aun así no te desilusionarías, seguirías para adelante con todos tus principios, esto mas haya de ser un “reconocimiento público”, era un logro personal, por eso solo importaban tus sueños… Lo lograste… lo lograste Sergio… Te felicito personero.

Orador

Siempre que alguien muere, la reacción de los que lo rodean es de tristeza, entiendo la nostalgia que uno siente por aquella persona que ya no está, y no voy a decir que yo no me he puesto triste por la muerte de alguien, o que esto no vaya a pasar en un futuro, pero es que desde pequeños se nos ha enseñado que la muerte es todo lo contrario a algo malo. No hay porque pensar en que la muerte es algo maléfico, en cambio hasta donde yo sé, la muerte es una especie de acercamiento a las divinidades; yo crecí, creo que al igual que la mayoría de los que leen este texto, en una familia católica, y hasta donde tengo entendido, para los que siguen la religión, la muerte es el acercarse a Dios (bueno sin hondar en el tema sobre el cielo y el infierno), entonces es algo bueno la muerte en este sentido. La primera reacción al leer un cuento en que se habla sobre la muerte, es en pensar que es un cuento trágico, y es así mismo con las películas, pero esta es una creencia occidental general que para mí está completamente errada, teniendo en cuenta que el 78% de los estadunidenses son protestantes o católicos y si queremos nombrar Colombia también, en donde son el 90% católicos; me refiero ahora a los egipcios, civilización que se desarrolló durante más de 3000 años, en donde creían en una vida después de la muerte y por lo mismo se preparaban para ella siguiendo unas normas determinadas, se podría decir que los egipcios vivían para morir, todo lo que hacían en vida era pensando en su futuro después de la muerte, la vida eterna. Ahora, no es solo porque la religión nos lo  dicho, que pienso que la muerte es algo apreciable (no como una meta, sino como una misma etapa de la vida, ya sea una intermedia o una final), sino que en realidad yo pienso que sin muerte, la vida no tendría nada de especial.

040107_yin_yang

No sé porque razón, pero desde muy pequeño me ha gustado muchísimo el símbolo del Yin y el Yang, lamentablemente desde que tengo memoria el símbolo ha estado muy trillado[1], pero aunque he intentado alejarme de mi gusto por él, gracias a lo común que se ha convertido, siempre tiendo a un pensamiento con su significado. Bueno y ahora se preguntaran ¿esto a donde va relativo a la muerte? Y ya voy para allá, el Yin-yang es un símbolo de origen oriental y básicamente representa la dualidad de todo lo existente, las fuerzas opuestas pero que a su vez también son complementarias, como la luz y la oscuridad, el sonido y el silencio, el calor y el frio, el movimiento y la quietud, la mente y el cuerpo,  masculino y femenino… la vida y la muerte; y es de esta misma forma es en la que yo creo que se necesitan la una de la otra, pues como bien explica la ideología del Yin-yang, son fuerzas opuestas pero a su vez, también son complementarias, por ejemplo con la luz y la oscuridad, no podría existir la una sin la otra, o como sería un mundo en el que solo existiera oscuridad, pues no podríamos ver nada y de la misma forma pasaría con la luz, si no existiera la oscuridad, no existirían las sombras, sin sombras no distinguiríamos los objetos, no habría manera de ver, es así mismo con la vida y la muerte, si la vida no existiese, no habría muerte, porque algo sin vida no puede morir y en caso contrario, si no existiera muerte, la vida no tendría nada, para que comer, cuando no nos vamos a morir de inanición, entonces para que trabajar, si no es para poder comer, y si nadie trabaja ¿a dónde iría la humanidad? Si las cosas no tuvieran fin, no habría razón por preocuparnos por nada, es tan simple como que en la época de la revolución industrial no se preocuparon por la naturaleza, porque nunca se imaginaron que sería posible un mundo sin ella, pero es ahora, donde nos damos cuenta de los daños que esas épocas causaron al futuro, y donde nos damos cuenta que la naturaleza no está simplemente a nuestro servicio y que no se renovara infinitamente, y ahora empezamos a valorar más nuestros recursos. La muerte más que ser el fin de la vida, es la razón para vivir, para que disfrutemos lo que tenemos, pues sabemos que no será para siempre, mientras las cosas no sean eternas, nosotros las valoraremos.

 


[1] Trillado: De trillar, Utilizar algo con exceso, particularmente tratar muchas veces un tema, de forma que pierda originalidad.

rifleshootingsmiley

“¡Diles que no me maten, Justino! Anda, vete a decirles eso. Que por caridad. Así diles. Diles que lo hagan por caridad” que palabras más humanas, es que uno no siente que estuviera leyendo un relato, uno siente que estuviera escuchando las palabras de un hombre que en verdad ruega por su vida, y es así como nos acercamos a los cuentos o novelas, en la manera que mas humanos sean los personajes, más verosímiles son, y es así como una historia (la primera que se me aparece a la mente) como la de El señor de los anillos, que así sea fantástica, se acerca a nosotros, pues se puede vivir esa “realidad fantástica”, es decir, para el mismo caso, si viviéramos en esa época remota, y esos seres fantásticos existieran, en verdad así hubiera pasado, porque se trata de caballeros valerosos, y eso no es cosa de otro mundo. Volviendo entonces con ¡Diles que no me maten! Es una historia donde nos podríamos ver reflejados, nosotros podríamos estar en esas mismas situaciones, y tal vez no actuemos de una manera idéntica a la del protagonista, pero sabemos de todas formas que esas palabras que él dice, fácilmente nosotros también podríamos llegar al extremos de desesperación, como para nombrarlas. Por último, recuerdo muy bien, haber leído en uno de los textos que hemos escrito para estos blogs, se llamaba Los mejores momentos en la lectura (http://dedalus333.wordpress.com/2009/04/14/los-mejores-momentos-en-la-lectura/ ), en que decía “los mejores momentos en la lectura son cuando nos encontramos con algo que creíamos especial, tan nuestro, peor que ahí esta, escrito por una persona que nunca conocimos”, es él como nos vemos reflejados en los cuentos que leemos, o en las novelas que leemos, lo que crea una conexión indescriptible entre lector-escrito y es por eso que este cuento tiene tanta fuerza, porque no es necesario que pase nada fantástico para que nos sorprenda, es el hecho de poder escribir un suceso simple, como puede ser un venganza, de una manera en que el acusado sean tan, pero tan humano que todos sintamos podemos su dolor, su miedo, pero a su vez, y de la misma manera, la rabia del que lo acusa y está próximo a asesinarlo.

 

Como nota final, quería decir que lamento no poder asistir tampoco a la siguiente reunión, miércoles 6 de mayo, y esto es debido a que estaré en las olimpiadas de filosofía de la Javeriana, si todavía no han leído y quisieran saber más, vayan a esta página: https://peligrosoez.wordpress.com/olimpiadas-de-filosofia/.

Hola, pues bueno, volviendo a retomar, en vista de que me deje coger del tiempo, aquí me dispongo adelantarme con el resto.
Bueno, pues leyendo… y releyendo… y volviendo a leer el Ahogado más hermoso, les confieso que me estancaba, ¡NO SABIA QUE ESCRIBIR! Pues la idea era decir por qué en este cuento se veía Colombia reflejada, pero yo no podía salir de la idea de ¿Por qué Esteban? ¿Por qué Lautaro? Y me quedaba estancado en esto, y no podía salir del pozo que era para mí este gran dilema, y así fue como me di cuenta -ya sé que demuestran en el cuento las personas del pueblo, para decir explícitamente que somos Colombianos- y es que al igual que me paso a mí con los nombres, los colombianos nos “encarretamos”, vale la pena aquí definir encarretar: es como* una especie de obsesión, pero a diferencia de ésta, el encertarse no es una enfermedad, es más bien un motor para que cuando uno quiere algo, le meta mucha dedicación, y esto es lo que les paso a los del pueblo, se “encarretaron” desde el principio con este hombre de suerte desconocida, pero ahí no va todo, porque los del pueblo no solo se encarretaron, sino también paso otra cosa, cosa que a mí también me paso con lo de los nombres, y es que los colombianos también nos enpeliculamos, y al igual que con el termino anterior, vale definirlo: es como* armarse de videos, para ser más claros, sería como tener mucha, pero mucha, mucha imaginación, y es inventarse una cantidad de historias por un simple hecho, y es que veamos no más ejemplos cotidianos, un colombiano va por la calle y ve a un hombre muy mayor con una joven mucho menor, entonces el colombiano promedio empieza: ¡no! el señor debe estar saliendo con la moza, ¡no! que la niña es una … y el señor es un descarado por dejar a la esposa, eso debió ser que se divorcio de ella, para quedarse con la jovencita, entonces la ex esposa ahora debe estar pasando hambre, ¡no! ese señor si es increíble. Creo que me hice entender, de hecho quiero dar un ejemplo preciso, es por ejemplo con la cuestión de la gripe porcina, no más se supo de ella y ya empieza el caos en el país, que por que esta gripa va a acabar con la humanidad, o que por que este es el comienzo del fin del mundo, cuando en verdad lo que yo creo es que si seguimos así no nos acaba esta gripe, sino el caos de la gente al exagerar tanto, no hay ni un muerto en Colombia, y ya todos los antigripales acabados, ya no hay tapabocas, y si hay en algún lugar, están a precios exagerados**; esto se ve reflejado desde el principio hasta el fin del cuento de Gabriel García Márquez, de hecho para concluir, quiero citar una frase exacta “las madres andaban siempre con el temor de que el viento se llevara a los niños” colombiano de corazón, quien mas exageraría tanto una cuestión de un viento fuerte, ¿Quién más que los colombianos?

colombia_mwd

*Entiendo que uno no puede definir una cosa diciendo “es como…” pero la verdad es que a mí no me gusta afirmar, a menos que este seguro, pero yo no soy el RAE como para ponerme a definir a ciencia cierta estos términos.

**Lo siento si alguien ya compro antigripales o tapabocas, el comentario no es con ánimo de ofender a nadie, igual no me extrañaria, a la final somos colombianos.

Bueno, haciendo aquí mi segunda publicación, quiero antes expresar que realmente imagine esto como una tarea fácil, la verdad, cuando me entere del ejercicio que Christian había ingeniado me dije a mi mismo algo como -¡Ah! Qué bien refutar, eso me fascina- pero no imaginaba lo que se venía encima; es ahora luego de haber leído este texto, que en caso de que yo fuera corporalmente expresivo al leer, habría terminado con tortícolis de tanto asentir con la cabeza, pues sinceramente me encontré con que con la mayoría de las ideas que Borges expresaba, yo las asumía y aceptaba, la realidad es que como decirle que no a este maestro, pero bueno en fin, me puse en esa tarea y esto es lo que me he planteado:

“Como Mencken señaló, la esencia de la mayoría de las novelas radica en el fracaso de un hombre, en la degeneración del personaje. (…) Por ejemplo, cuando la gente escribía sobre el Vellocino de Oro (una de las historias más antiguas de la humanidad), oyentes y lectores sabían desde el principio que el tesoro sería hallado al final. Bien, hoy, si se emprende una aventura, sabemos que acabará en fracaso.” Borges dice que más bien el final feliz se volvió un recurso comercial, y esto lo comparto en cierta medida, pero entonces él termina casi afirmando que el género épico murió para el siglo XX, yo en cambio la verdad no estoy muy de acuerdo con ello. Vale aclarar desde ahora, lo que se define como el género épico, para esto me refiero al diccionario de Real Academia de la lengua Española, en donde describe a “Épico” como un adjetivo que significa perteneciente o relativo a la epopeya o a la poesía heroica. Ahora bien, a diferencia de él, lo que opino yo es que aunque si se estén llenando las bibliotecas de muchas historias de aquellas que sabes que acabaran en fracaso, no por esto significa que el género haya muerto en su totalidad, lo que creo yo es que este género más bien se ha desenvuelto de acuerdo a su época… no muere solo transmuta. En la época de Homero (siglo VIII a. C.), eran estas, las epopeyas, las emociones que los llevaban al límite, eso es la Ilíada para ellos, me atrevería a decir que como una buena película de acción para la actualidad; puede que esté cometiendo casi que una injuria contra la literatura al comparar aquella gran pieza con una frívola película de acción, pero valga la aclaración, lo que trato de expresar es que en mi opinión, ese era el concepto de entretenimiento en genero de acción para los contemporáneos de Homero, no me refiero a si sea o no una obra maestra para la actualidad: es con esto exactamente a lo que me refiero con que el género se desenvuelve de acuerdo a su época, ahora vemos como transmuta, entonces ¿ahora donde se encuentra el género épico? Pues en lo que yo creo es que las grandes hazañas épicas pueden verse reflejadas de muchas maneras, desde lo cotidiano a lo extraordinario, lo que basta para que estas no dejen de ser realmente una pieza del genero épico, es que estas tengan un héroe en todos los sentidos, y para esto me refiero por última vez al diccionario antes mencionado: Héroe varón ilustre y famoso por sus hazañas o virtudes.

heroes-4